jueves, 14 de febrero de 2013

Jaculatoria

  


















  

* * *
            ¡Ahí está!, embutida en un traje corto y generoso de escote. Y él con la mirada en su culo.
            Mi Manolo me quería. Cuando fallecí, sacó mi fotografía y la puso sobre el televisor. Desde aquí veo la mesa, el sillón y, encima, el Sagrado Corazón en su vitrina. He sufrido al verlo padecer con el Betis y cenar sardinas en lata.
            Una noche bajó la vecina que tendía la ropa chorreando. Se desabrochó tres botones de la blusa y al poco apareció él con el salero.
            Sólo habían pasado siete años cuando Manolo empezó a salir los domingos. No se lo reprocho, yo me encuentro más ajada y él tan fresco, pero esta mañana me extrañó que limpiara por primera vez el polvo, sacase la imagen de la vitrina, la colocara mirando hacia la pared (cuando sabe que así se puede vencer), y que pusiera la mantelería de Lagartera.
            Ahí están, comiéndose un pollo frito. No paran de reír, pero... ¡Será golfa!, pues no va y se tumba despatarrada en el sillón, ¡cacho pendón! y... ¡Ah!, ¿pero qué haces Manolo?, ¿adónde me llevas? ¡No!, ¡otra vez al cajón de la cubertería, no!
            ¡Sagrado Corazón de Jesús, en vos confío!

***

Con este microrrelato he participado en la propuesta del mes de febrero (con el tema «El retrato») del blog Estanoche te cuento. Su objetivo era "encontrar inspiración en El retrato de Dorian Gray de Oscar Wilde, para darle vida a esos personajes especiales que aparecen... enmarcados".

Pinchad AQUÍ para leer el relato y los comentarios recibidos en el blog de los organizadores.

17 comentarios:

  1. HAY QU ELEERLO PARA SENTIRLO. Yo ya lo leí y comenté allí. Muy bien completado por las fotos de aquí. Saludos.

    ResponderEliminar
  2. De allí vuelvo, solo para pegar el comentario que he dejado:

    No sé cuan bien escrito quedará este comentario porque aún tengo lágrimas en los ojos de tanto reír.

    Destaco, como Pablo, ese "se puede vencer", que pega tanto al relato al habla real. Magnífica construcción de los tres personajes, caballero.

    Aplaudo mucho este micro con perfume claramente "arizano".

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Lo leí allí y ya te dije...vuelvo a reír aquí, tan solo viendo al santo vuelto de espaldas.

    Saludos

    Anna Jorba Ricart

    ResponderEliminar
  4. Que misterioso estás Ximens, je je. Vamos de excursión pues, ahí nos vemos, hasta ahora.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Qué bueno, Ximens. Es que se ven claramente cómo es el prota, al vecina y cómo fue ella en vida. Me parece muy divertido, sobre todo, porque está muy bien escrito.

    Un abrazo, compañero.

    ResponderEliminar
  6. Qué humor Ximens, y qué bien retratas a los personajes. Me parece divertidísimo y muy bien estructurada la escena.

    Allí estuve, en ENTC, dejando mis palabras.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Voy para allá... y te cuento qué impresión me cuasa.

    ;)

    ResponderEliminar
  8. Ximens, retratas como nadie esa España profunda de Quevedo y del Lazarillo,
    que sigue impertérrita en los tiempos actuales, sin cambios profundos. Y todo ello aderezado con un sentido del humor muy de agradecer. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Buen relato, Ximens.
    Y agradecerte tu presencia.
    Sonrío.

    ResponderEliminar
  10. Eres maestro entre los maestros.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  11. De allí vengo. Te dejo allí mi comentario y aquí otro abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Me encantó, Ximens, has resuelto la propuesta con muy buen humor y creatividad.
    Un fuerte abrazo.
    HD

    ResponderEliminar
  13. Creo que ya lo había dicho en ENTC, muy bueno, me ha encantado.

    Muchos besos

    ResponderEliminar
  14. Al menos, la vecina se encargará de lavar el mantel de Lagartera mientras él da la vuelta a la imagen y rescata la foto del cajón, digo yo. Abrazo

    ResponderEliminar
  15. Tienes un toque genial, Ximens. Difícil conjugar profundidas con humor y tú lo consigues con naturalidad.
    Un abrazo bien gordo.

    ResponderEliminar

Debido a la cantidad de spam que estoy recibiendo tendré que no admitir los "Anónimos".