martes, 5 de febrero de 2013

El cielo de París



—Juan, ¿te quedaste tú con la tarjeta de crédito de papá?
—No te entiendo, tío, ¿a qué te refieres?
—Sabes que siempre se lamentaba de que mamá se hubiera muerto sin conocer París, mira: «Banco del Espíritu Santo. Cargos por tarjeta. Restaurant Maxim's. 2 servicios»
—¿Qué fecha tiene?
—La del día siguiente del entierro de papá.
—Eso quiere decir que ya están juntos.

* * *
Esta es mi aportación al "II concurso de microrrelatos románticos ACEN" que formará parte del libro "Cachitos de amor II" publicado por ACEN editorial



43 comentarios:

  1. Qué dulce, señor Ximens, y es que San Valentín está a la vuelta de la esquina.
    A mí y a mi santo que nos apunten muchas en esa tarjeta del Banco alado de la paloma divina. La lista sería kilométrica, así que la omito por decoro.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Más romático es imposible. Me gusta quedarme con la sensación de que al fin pudiera conocer París, no importa la forma o el momento.
    ¡Enhorabuena por esa publicación, Ximens!

    Besitos.

    ResponderEliminar
  3. ... y hacen bien en gastarse los dineros. Meha encantado este micro.
    Besicos muchos.

    ResponderEliminar
  4. Oh, qué lindo. Me gusta mucho. Qué menos para celebrar reunirse que hacerlo en París.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Ainsss qué romántico!!!
    Enhorabuena Ximens por la publicación.

    Bsss desde el aire

    ResponderEliminar
  6. Muy romántico, sí. Me ha encantado, Ximens. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. ¡Se puede mostrar tanto describiendo tan poco!

    Fantástico relato, Sr. Ximens, en el que el diálogo directo, sin acotación alguna, nos deja ver una hermosa historia de amor; que -al fin y al cabo, por duros que aparentemos ser-es lo que todos queremos para nosotros mismos.

    Me alegra que podamos leerlo en papel. Merece la máxima difusión.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Juntos, siempre juntos :)

    Te quiero!

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  9. Puede tener dos versiones. Desde luego una muy romántica, la otra, que Juan es un pillin.

    ResponderEliminar
  10. Muy romántico, claro que sí. No sé si demasiado romántico para ti... Me parece un punto fuerte, para "desdulcificar" la situación, la muerte de los protagonistas.
    Genial el medio que has utilizado para que se enteren los hijos: el canal de la tarjeta de crédito (muy ximensara)

    Dos besos (uno de ellos para quien tú sabes).

    Amparo

    ResponderEliminar
  11. ¡Ay,amigo!
    Estaremos juntos en el mismo libro,qué ilu...

    Me ha encantado tu romanticismo pecuniario, mientras sea en París, todo vale.

    Besicos

    Nota: mañana, mañana sale el libro, habrá que pedirlo.

    ResponderEliminar
  12. Qué ternura de relato Sr. Ximens. Encantador.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Cómo estará la cosa, que hay que morirse para poder cenar en Maxim`s.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  14. Qué tierno, amigo Ximens.
    Yo ni me he enterado de esta convocatoria. De la primera creo que tampoco me enteré.

    Un abrazo (otra vez virtual).

    ResponderEliminar
  15. Muy romántico, amigo. Y es que París es un gran lugar para perderse...
    No encuentro un regalo más inspirado que una cena en Maxim.

    precioso, el amor después de la muerte. Un beso.

    ResponderEliminar
  16. Ximens, muchas felicidades por esta nueva publicación.
    Un micro lleno de ternura y con ese punto que tú sabes darle de humor, amor y misticismo.

    Cada día admiro más esa capacidad de decir mucho con tan pocas palabras.

    abrazos muchos

    ResponderEliminar
  17. ¡Qué bonita la historia! Me encantan esas historias de amor que lo superan todo, hasta la muerte. Lo único que encuentro un poco desalentador es saber que hasta después de muerto hay que seguir pagando, jaja.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. Espero que tengas mucha suerte en el concurso, tu micro es muy original.

    un abrazo

    fus

    ResponderEliminar
  19. Pues nada, a compartir otro cachito de algo entre vallecanos. Nos leemos allí.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  20. En la ciudad del amor, qué mejor sitio para reencontrarse.

    Me gusta este micro.
    ¡¡¡precioso!!!

    ResponderEliminar
  21. Fragmento de diálogo que muestra sucintamente un plano posterior de una vida llena de sacrificios y de renuncias. También fe. Mucha fe en ello, ya que yo correría a anular la tarjeta.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  22. Bueno, bueno, habrá que leerlo en papel si hay más seleccionados de esta talla además.
    Ayer estuve a punto de estrenar los comentarios pero me entro el miedo escénico a ser el 1º. La verdad que sólo quiero añadir que muchas veces el romanticismo y el más llá también funcionan juntos.
    Muy bonito y enhorabuena.

    ResponderEliminar
  23. Venía a saludar y agradecer tu visita, y me encuentro con esta preciosa y tierna "perlita", romántica y sensible; y con la anterior entrada, "la poda", que en otro foro ya leí y te comenté.
    Enhorabuena que se publique en papel y que tengas muchos éxitos, que escribiendo tan bien no ha de extrañar.
    Ya seguía tu blog de cerca, porque tengo mucho que aprender.
    Saludos

    Anna J R

    ResponderEliminar
  24. Felicidades Ximens.
    Qué bueno que la señora logró su sueño de ir a Paris y que el esposo pudiera cumplir; una cena romántica y quizá con las cualidades de espíritu pudieron recorrer cada espacio de tan bello país, el más romántico, según dicen. Felicidades.

    ResponderEliminar
  25. Muy bonito. Una unión perfecta. Una ciudad perfecta.

    ResponderEliminar
  26. Felicidades Ximens, buen diálogo para mostrar una historia muy tierna. Nos veremos en las páginas de esos cachitos, y puede que a base de leerlo encontremos mucho amor. ;)

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  27. Qué bonita interpretación, la del amor infantil. Has elegido el mejor ángulo posible, y por ahí brilla el relato. Me alegro de la publicación, a ver si la localizo.
    Fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  28. Tremendo Ximens.
    Me quito el sombrero ante tamaña muestra de sensibilidad.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  29. Lleno de sensibilidad, como a mi me gusta. Me acabo de emocionar.

    Saludos

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  30. Ah¡¡¡¡ Me olvidaba, compartimos páginas.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  31. Hello Dear :) .
    Great blog. Interesting post.
    Have a nice weekend.
    Welcome to my blog.
    http://photographyismyexistence.blogspot.com/

    Like me on Facebook. I will be extremely grateful.
    https://www.facebook.com/pages/In-another-light/413836138693856

    ResponderEliminar
  32. Felicidades Ximens. cuánta ternura en el relato. No me importaría conocer así también Paris.

    Me ha encantado, me lo he leído tres veces.

    Muchos besos

    ResponderEliminar
  33. para una noche romántica, una VISA, para un encuentro inolvidable, una VISA, para destilar sensibilidad y todo lo demás, Ximens.
    Me quedo en tus montes.

    ResponderEliminar
  34. Vaya, parece que hasta en el cielo hay que seguir usando la VISA... O eso, o es que Juan es muy romántico y muy listo.... Besos

    ResponderEliminar
  35. Hola, como estas?, te quiero decir que el nombre del autor de la Pintua está equivocado, el cuadro de París es mío y soy su autor, por favor si puedes intenta corregir la información incorrecta, mi nombre es ERNEST DESCALS - PINTOR, muchas gracias y saludos.

    ResponderEliminar
  36. Gracias, Ernest por avisar. Fue un error mío. Descargue la imagen y la etiqueté con tu nombre en mi ordenador, pero al subirla al blog me equivoqué. Muchas gracias por permitirme usarla como ilustración.

    ResponderEliminar
  37. "Ya están juntos" y lo cierras magistralmente. Me gustaría un amor como ese que traspasara las fronteras (y no me refiero a las de los países)...

    Precioso.

    Un beso muy grande.

    ResponderEliminar

  38. Aquí me surge la duda de si es el hijo "espabilado" el que ha dado aire a la tarjeta, que, lamentablemente, es lo que considero más probable. O bien la interpretación romántica y "trascendente" de la invitación a su esposa. En cualquier caso, como siempre, ingenioso y regocijante. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  39. Me ha gustado esa forma de unir la ternura y el más claro ejemplo de superficial evento comercial con la tarjeta de crédito por bandera. Completo que te quedó, maestro. Muy bien, si señor.

    ResponderEliminar
  40. Leer tus letras le otorga a uno una sensación de saciedad indescriptible. Que suerte tengo de haber encontrado tu rincón Ximens. Bellísimo diálogo, si señor.

    ResponderEliminar

Debido a la cantidad de spam que estoy recibiendo tendré que no admitir los "Anónimos".